Ir al contenido

¿Cuánto tiempo se debe hornear la pechuga de pollo a 350°F?

¿Cuánto tiempo debes hornear la pechuga de pollo a 350°F?

Sharing is caring!

Nota del editor: Este es un artículo directo sobre cómo hornear pechuga de pollo, que le dará respuestas directas a todas sus preguntas. En otras palabras, puedes esperar un montón de viñetas.

Como regla general, debe hornear la pechuga de pollo durante unos 30 minutos a 350°F (177˚C). Bueno, sería estupendo que las cosas fueran así de sencillas, ¿verdad?

El tiempo correcto de cocción de la pechuga de pollo depende en gran medida del método de horneado, de si es congelada o deshuesada, etc. Entonces, ¿cuánto tiempo se necesita para hornear pechuga de pollo a 350°F? Veámoslo. 

¿Cocina la pechuga de pollo en el horno o en la freidora de aire? 

Normalmente, prefiero asar el pollo en el horno. Cuando tengo poco tiempo, la freidora de aire es un regalo del cielo para cocinar más rápido y fácil. 

Así que, dependiendo de si usas un horno o una freidora de aire, éste es el tiempo que debes hornear la pechuga de pollo a 350°F:

- En el horno: 20 - 35 minutos

- Con una freidora de aire: 15 - 20 minutos

¿Ornea pechuga de pollo congelada, con hueso o deshuesada? 

Recuerdo cuando cocinaba pollo congelado en el horno y comprobaba con frecuencia si se había terminado de hornear. Seguro que eso no ayudaba. Abrir la puerta del horno más veces de las necesarias provocaba que se escapara el calor, lo que prolongaba el proceso de cocción.

Aprender de mis errores siempre ha sido mi método favorito de superación personal. Así que, aquí está el tiempo que debe hornear pechuga de pollo congelada, con hueso o deshuesada a 350 ° F:

- Pechuga de pollo congelada: 40 - 45 minutos (25 minutos con una freidora de aire)

- Pechuga de pollo con hueso: 30 - 40 minutos

- Pechuga de pollo deshuesada: 20 - 30 minutos

TAMAÑO DE LA PECHUGA DE POLLO DESHUESADA

¿Por qué debe hornear la pechuga de pollo a 350 °F?

No sé usted, pero haga lo que haga me gusta saber por qué lo hago. Lo mismo se aplica a la cocina. Entonces, ¿por qué deberías hornear la pechuga de pollo a 350 °F y no a 400 °F? 

Hay varias razones para ello:

- Hornear la pechuga de pollo a una temperatura más alta aumenta el riesgo de que se seque.

- Hornearlo a una temperatura más baja ayuda a conservar su sabor y textura.

- La pechuga de pollo no se cocina mucho tiempo, por lo que hornearla a una temperatura más baja ayuda a evitar una posible cocción excesiva.

- Hornearlo a una temperatura más baja ayuda a conservar sus nutrientes.

- Porque se puede 😉

Cómo saber si la pechuga de pollo está cocida

Para evitar que la pechuga de pollo se cocine en exceso, a continuación se indican algunas formas de saber cuándo está lista para hornearse: 

- Utilice un termómetro para carne: Esta es una de las formas más seguras de saber cuándo está cocinada la pechuga de pollo. Todo lo que tiene que hacer es introducir el termómetro de alimentos en la parte más gruesa de la pechuga de pollo. Según el USDATodas las aves de corral deben alcanzar una temperatura interna mínima de 73,9 °C (165 °F) medida con un termómetro para alimentos".

- Color: Si no tienes un termómetro de carne, también puedes comprobar el color de la pechuga de pollo. Si la pechuga de pollo es de color blanco sin tonos rosados, entonces está listo para hornear.

- Tamaño: En general, el tamaño de la pechuga de pollo cocida se reducirá en comparación con el tamaño de la pechuga de pollo cruda. Así se sabe que está cocinada.

- Firmeza: También puede pinchar con el dedo en la parte más gruesa de la pechuga. Si está firme, el pollo ya se ha horneado o debería hacerlo pronto. Si no es así, debe seguir horneándolo hasta que adquiera una textura firme.

Véase también: ¿Cuánto tiempo hay que cocer los filetes de pollo? + Cómo hervir correctamente

CÓMO hornear pechuga de pollo a la perfección

Hornear pechuga de pollo a la perfección no es tan complicado cuando se sabe a qué cosas hay que prestar atención. Con estos consejos, cualquiera puede convertirse en un "especialista en pechugas de pollo":

Cómo mantener la pechuga de pollo jugosa y tierna al hornearla

Después de unos cuantos fracasos, por fin he aprendido los mejores métodos para mantener las pechugas de pollo húmedas y tiernas al hornearlas. He aquí cómo evitar con éxito comer pollo de goma:

- Utiliza papel de aluminio: Si cubre la pechuga de pollo con papel de aluminio mientras se hornea, ayudará a mantener los jugos en el interior. Como resultado, obtendrá una textura jugosa y tierna del pollo. Consejo profesional: Puedes utilizar papel de aluminio en una freidora de aire también. 

- Utiliza aceite de oliva: El aceite de oliva mantiene el pollo jugoso y además le añade sabor. 

- Remojar el pollo en leche: Remojar el pollo en leche durante al menos 4 horas (o toda la noche) y colocarlo en el frigorífico ayuda a que el pollo conserve su jugosidad y ternura. ¿Cómo? Gracias al ácido láctico que descompone las fibras musculares de la carne.

- Marinar el pollo durante unas horas: Marinar la pechuga de pollo en una bolsa Ziploc durante al menos 2-3 horas antes de hornear. Una vez que absorba el adobo, el pollo quedará jugoso después de hornearlo. Consejo profesional: También puede marinar el pollo toda la noche.

- Hornear a 350°F: Hornear la pechuga de pollo a una temperatura más baja durante más tiempo disminuye el riesgo de que se seque. 

- No te saltes el periodo de descanso: Deje reposar la carne entre 10 y 15 minutos antes de cortarla y comerla. Así conseguirá una textura más tierna.

- Hilvanado: Este es uno de mis métodos favoritos para conservar la jugosidad. El método de hilvanado consiste en verter el aceite o la mantequilla sobre el pollo varias veces mientras se hornea.

Cómo sazonar pechuga de pollo para hornear

La pechuga de pollo no tiene un sabor acentuado como el cerdo o el cordero. En cambio, tiene un sabor suave, y añadir los condimentos adecuados puede hacer maravillas con respecto a su perfil de sabor. 

Prefiero marinar las pechugas de pollo siempre que puedo, pero cuando tengo prisa simplemente les añado un poco de condimento cajún y el resultado es siempre el mismo: pura delicia. Cuando se me acaba, uso el condimento Adobo como sustituto del condimento cajún

Si no está seguro de cómo sazonar la pechuga de pollo para hornear o quiere aprender nuevas combinaciones de condimentos, aquí tiene algunas ideas: 

- Condimento para tacos

- Condimento cajún

- Aceite de oliva + pimentón ahumado + ajo en polvo + sal + pimienta

- Aceite de oliva + sal + pimienta + ralladura de limón + hierbas frescas

- condimento italiano o Sustitutos del condimento italiano

- Condimentos para pollo comprados en la tienda 

CÓMO hornear pechuga de pollo a la perfección

CÓMO hornear pechuga de pollo a la perfección

Yield: 4
Prep Time: 5 minutes
Cook Time: 35 minutes
Total Time: 35 minutes

Ingredients

  • 1 cucharadita de sal kosher
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de romero seco
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • 4 pechugas de pollo (sin piel ni espinas)
  • 1 cucharadita de pimentón o chile picante en polvo

Instructions

1. Precalentar el horno a 177˚C (350°F). Mientras tanto, unte las pechugas de pollo con aceite de oliva, sal, romero, pimienta negra y pimentón o chile picante en polvo. También puede utilizar la misma mezcla de condimentos para marinar las pechugas de pollo en una bolsa Ziploc y dejarla en la nevera durante 2-3 horas antes de hornear.
2. Coloque las pechugas de pollo en una bandeja de horno engrasada y hornéelas de 30 a 35 minutos. Recordatorio: Las pechugas de pollo deben alcanzar una temperatura interna de 165 °F (73,9 °C).
3. Una vez horneadas, deje reposar las pechugas de pollo durante unos minutos. Esto dará como resultado una textura más tierna. 
4. No olvides compartir esta receta con tus seres queridos. ¡Buen provecho!

    Ir a la receta