Ir al contenido

8 mejores maneras de recalentar chuletas de cerdo y 6 errores comunes que hay que evitar

8 mejores formas de recalentar chuletas de cerdo y 6 errores comunes que debes evitar

Sharing is caring!

Recalentar chuletas de cerdo puede que no sea ciencia espacial, pero es fácil cometer errores que pueden dar como resultado una carne seca y dura que no acaba de estar en su punto. 

He estado repitiendo los mismos "errores de recalentado" hasta que he aprendido algunos trucos y consejos para conseguir siempre unas chuletas de cerdo jugosas y sabrosas. Ahora ya no desperdicio una comida deliciosa por no recalentarla bien.

Desde las jugosas chuletas al horno hasta las crujientes chuletas fritas, te mostraré cómo obtener siempre los mejores resultados utilizando diferentes métodos de recalentamiento. Vamos a descubrir cómo recalentar chuletas de cerdo de forma que conserven su jugosa y tierna textura y sabor. 

1. Cómo recalentar chuletas de cerdo en la estufa

Chuletas de cerdo asadas con hierbas, especias y ajo en una sartén

Recalentar chuletas de cerdo en el fogón es una de las formas más rápidas y sencillas de tenerlas calientes y listas para comer.

Un método de recalentamiento en la estufa es una gran opción si tienes poco tiempo o no quieres usar el horno o el microondas. A continuación te explicamos cómo recalentar chuletas de cerdo en la cocina para que conserven su jugosa textura y delicioso sabor:

- Paso 1: Saque las chuletas de cerdo de la nevera y déjelas reposar a temperatura ambiente durante 10-15 minutos. Esto ayudará a que las chuletas de cerdo se calienten de manera más uniforme al cocinarlas.

- Segundo paso: Calentar una sartén a fuego medio-alto. Añade una cucharada de aceite a la sartén y deja que se caliente.

- Paso 3: Añadir las chuletas de cerdo a la sartén y cocinar durante 2-3 minutos por cada lado, (o hasta que estén calientes). Si quieres darle más sabor, añade un poco de ajo, hierbas o especias a la sartén.

- Paso 4: Utilice un termómetro de carne para comprobar la temperatura interna de las chuletas de cerdo. Según el Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las sobras deben recalentarse a una temperatura interna de 165°F (73°C) antes de servir.

Consejo profesional: Asegúrese de colocar el termómetro de alimentos en la parte más gruesa de la chuleta de cerdo.

- Paso 5: Una vez que las chuletas de cerdo estén calientes, retírelas de la sartén y déjelas reposar unos minutos antes de servir.

LO QUE HAY QUE RECORDAR: Calentar las chuletas de cerdo lentamente y a baja temperatura para evitar que se sequen o se cocinen demasiado. 

2. Recalentar chuletas de cerdo en el horno

Lonchas de cerdo a la parrilla sobre tabla de cortar de madera, vista superior.

Recalentar las chuletas de cerdo en el horno te proporcionará una piel crujiente y mantendrá la carne jugosa. A continuación te explicamos cómo recalentar chuletas de cerdo en el horno de la forma correcta:

- Paso 1: Precalentar el horno a 176°C (350°F).

- Segundo paso: Saque las chuletas de cerdo del frigorífico y déjelas reposar a temperatura ambiente durante 10-15 minutos. 

- Tercer paso: Coloque las chuletas de cerdo en una fuente apta para el horno y cúbralas con papel de aluminio. Esto ayudará a retener el calor y la humedad.

- Paso 4: Meter la fuente en el horno y hornear durante 10-15 minutos. Las chuletas de cerdo (o cualquier otra sobra) deben recalentarse a una temperatura interna de 165 °F (73 °C) antes de servir. 

- Paso 5: Retira la fuente del horno y quita el papel de aluminio. Si quieres añadir una textura crujiente a las chuletas de cerdo, puedes ponerlas unos minutos bajo el grill.

- Paso 6: Deje reposar las chuletas de cerdo unos minutos antes de servir para que los jugos se redistribuyan y la carne esté más tierna.

3. Recalentar chuletas de cerdo en una freidora de aire

Air Fryer Chuletas de cordero preparación y final

Recalentar chuletas de cerdo en una freidora de aire es una opción estupenda cuando no se puede o no se quiere utilizar el horno o los fogones. 

También, una freidora de aire es una alternativa más sana que otros métodos porque proporciona una textura crujiente sin utilizar aceite. 

El proceso de recalentar las chuletas de cerdo en una freidora de aire es sencillo y no lleva mucho tiempo:

- Primer paso: Precaliente la freidora de aire a 232°C (400°F). 

- Segundo paso: Saque las chuletas de cerdo del frigorífico y déjelas reposar a temperatura ambiente durante 10-15 minutos. 

- Paso 3: Cubra ligeramente las chuletas de cerdo con aceite o spray para cocinar. Esto ayudará a evitar que se peguen a la cesta de la freidora de aire.

- Paso 4: Coloque las chuletas de cerdo en la cesta de la freidora de aire en una sola capa, asegurándose de que no se superpongan. Si vas a recalentar varias chuletas de cerdo, es posible que tengas que hacerlo por tandas.

- Paso 5: Fría las chuletas de cerdo durante 3-4 minutos por cada lado, o hasta que estén calientes y crujientes. La temperatura interna de las chuletas de cerdo recalentadas debe alcanzar los 165 °F (73 °C) para que sean seguras para el consumo.

- Paso 6: Cuando las chuletas estén bien calientes, sáquelas de la freidora y déjelas reposar unos minutos antes de servirlas. 

4. Cómo recalentar chuletas de cerdo a la parrilla

Jugosas chuletas de cerdo a la plancha con espárragos y pimiento.

Recalentar las chuletas de cerdo en la parrilla les dará un delicioso sabor ahumado y una textura jugosa. Con unos sencillos pasos, puedes convertir tus sobras en una deliciosa comida perfecta para una cena rápida entre semana o una barbacoa de fin de semana:

- Paso 1: Precaliente la parrilla a fuego medio-alto.

- Segundo paso: Deje reposar las chuletas de cerdo a temperatura ambiente durante unos 20 minutos.

- Tercer paso: Unte las chuletas de cerdo con una ligera capa de aceite de oliva por ambos lados para evitar que se peguen y se sequen. (Yo hago lo mismo cuando recalentar pescado).

- Paso 4: Coloque las chuletas de cerdo en la parrilla y cocínelas unos 2 ó 3 minutos por cada lado hasta que estén bien calientes y tengan marcas de la parrilla.

- Paso 5: Utilice un termómetro de carne para comprobar la temperatura interna de las chuletas de cerdo. La temperatura segura para la carne de cerdo recalentada es de 165 °F (73 °C).

- Paso 6: Una vez que las chuletas de cerdo hayan alcanzado la temperatura deseada, retírelas de la parrilla y déjelas reposar unos minutos antes de servir.

NOTA: Si tus chuletas de cerdo están demasiado secas o demasiado hechas, úntalas con un poco de salsa barbacoa o adobo para añadirles algo de humedad y sabor.

5. Cómo recalentar chuletas de cerdo Sous Vide

Lomo de cerdo crudo envasado al vacío

Recalentar las chuletas de cerdo al vacío es una forma estupenda de mantenerlas jugosas y tiernas, y el paso del sellado al final les da una deliciosa corteza crujiente. Pruébelo y disfrute de sus chuletas de cerdo sobrantes de una forma totalmente nueva:

- Primer paso: Precaliente el cocedor Sous Vide a la temperatura deseada. La temperatura segura para recalentar carne de cerdo cocida es de 135°F (57°C) o superior.

- Segundo paso: Saque las chuletas de cerdo sobrantes del frigorífico y colóquelas en una bolsa de plástico con cierre. En este momento también puedes añadir los condimentos o la marinada que desees.

- Paso 3: Selle la bolsa utilizando una envasadora al vacío o el método de desplazamiento de agua para eliminar las burbujas de aire.

- Paso 4: Coloque la bolsa en el baño maría sous vide precalentado y cocine durante 45-60 minutos, o hasta que las chuletas de cerdo hayan alcanzado la temperatura deseada.

- Paso 5: Una vez que las chuletas de cerdo estén calientes, sáquelas de la bolsa y séquelas dando golpecitos con una toalla de papel.

- Paso 6: Precalentar una sartén a fuego medio-alto y añadir un poco de aceite o mantequilla.

- Paso 7: Sofría las chuletas de cerdo en la sartén caliente durante 1-2 minutos por cada lado hasta que estén bien doradas y crujientes.

- Paso 8: Sirva las chuletas de cerdo recalentadas inmediatamente con sus guarniciones favoritas.

6. Recalentar chuletas de cerdo en una vaporera

Chuletas de cerdo a la barbacoa caseras listas para comer

Recalentar en una vaporera es un método suave que ayudará a conservar la textura y el sabor de las chuletas de cerdo. Además, es fácil y rápido, por lo que es una gran opción para las noches de semana ocupadas o cuando se necesita recalentar las sobras en un apuro. 

He aquí cómo recalentar chuletas de cerdo en una vaporera: 

- Primer paso: Saca las chuletas de cerdo sobrantes de la nevera y ponlas a temperatura ambiente durante unos 20 minutos.

- Segundo paso: Llena la vaporera de agua y caliéntala hasta que hierva.

- Paso 3: Mientras se calienta el agua, coloca las chuletas de cerdo en un plato refractario que quepa en la cesta de la vaporera.

- Paso 4: Cubra el plato con una tapa o papel de aluminio, asegurándose de que quede bien sellado para evitar que se escape el vapor.

- Paso 5: Cuando el agua de la vaporera esté hirviendo, coloca el plato con las chuletas de cerdo dentro de la cesta de la vaporera.

- Paso 6: Cocer las chuletas de cerdo al vapor durante 5-7 minutos o hasta que estén calientes. La temperatura interna segura para la carne de cerdo recalentada es de 165 °F (73 °C).

- Paso 7: Una vez que las chuletas de cerdo estén calientes, retire con cuidado el plato de la cesta de cocción al vapor utilizando unos guantes de cocina o un paño de cocina.

- Paso 8: Deje reposar las chuletas de cerdo unos minutos antes de servir para que los jugos se redistribuyan.

7. Cómo recalentar chuletas de cerdo en el microondas

Filete de chuleta de cerdo al horno con condimentos y hierbas aromáticas

Sí, puedes usar el microondas para recalentar chuletas de cerdo, pero el microondas no es la mejor manera de recalentar chuletas de cerdo. ¿Por qué?

Es una gran opción si tienes poco tiempo o no quieres utilizar el horno, pero tenga en cuenta que el microondas puede no producir la misma textura crujiente que otros métodos de recalentamiento.

Aun así, si eliges el método del microondas, asegúrate de seleccionar la potencia media y de utilizar un plato apto para microondas. A continuación te explicamos cómo recalentar chuletas de cerdo en el microondas:

- Paso 1: Coloque las chuletas de cerdo en una plato apto para microondas o un recipiente, y cubra el plato con una tapa apta para microondas o con una toalla de papel húmeda. Esto ayudará a atrapar la humedad y evitará que las chuletas de cerdo se sequen, como indica el USDA.

- Paso 3: Ajuste el microondas a la potencia 50%. Cocinar las chuletas de cerdo a una potencia más baja ayudará a que se calienten uniformemente y no se cocinen en exceso.

- Paso 4: Caliente las chuletas de cerdo en el microondas durante 1-2 minutos y, a continuación, compruebe la temperatura interna con un termómetro para carne. Las chuletas de cerdo recalentadas deben alcanzar una temperatura interna de 165°F (73°C) antes de servir. Si no se calientan del todo, siga metiéndolas en el microondas en intervalos de 30 segundos hasta que alcancen la temperatura deseada.

- Paso 5: Una vez que las chuletas de cerdo estén totalmente calientes, retírelas del microondas y déjelas reposar unos minutos antes de servir. Esto permite que los jugos se redistribuyan por toda la carne, haciéndola más tierna y sabrosa.

8. Cómo recalentar chuletas de cerdo fritas

Chuletas de cerdo fritas con salsa de verduras y hierbas en un plato blanco

Para recalentar las chuletas de cerdo fritas, lo mejor es hacerlo en el horno siguiendo estos pasos:

- Primer paso: Precaliente el horno a 175°C (350°F).

- Segundo paso: Saque las chuletas de cerdo fritas sobrantes del frigorífico y déjelas a temperatura ambiente durante unos 20 minutos.

- Paso 3: Forre una bandeja para hornear con papel pergamino o papel de aluminio y coloque las chuletas de cerdo en la bandeja. Asegúrate de dejar algo de espacio entre ellas.

- Paso 4: Unte las chuletas con un poco de aceite o mantequilla para que queden crujientes.

- Paso 5: Hornear las chuletas de cerdo en el horno precalentado durante 10-15 minutos o hasta que estén calientes y crujientes.

- Paso 6: Utilice un termómetro de carne para comprobar la temperatura interna de las chuletas de cerdo. Las sobras deben recalentarse a una temperatura interna de 165 °F (73 °C) antes de servir. 

- Paso 7: Una vez que las chuletas de cerdo estén calientes y tengan una textura crujiente, retírelas del horno y déjelas reposar unos minutos antes de servir.

NOTA: Si no tiene horno, también puede recalentar las chuletas de cerdo fritas en una sartén. Calienta un poco de aceite o mantequilla en una sartén a fuego medio-alto y cocina las chuletas de cerdo unos minutos por cada lado hasta que estén calientes y crujientes.

6 errores comunes que debe evitar al recalentar chuletas de cerdo

Para asegurarse de que sus chuletas de cerdo se recalientan correctamente, he aquí algunos consejos errores comunes al recalentar evitar:

1. Recalentarlos durante demasiado tiempo - Calentar demasiado las chuletas de cerdo puede hacer que se sequen y se pongan duras. Siga el tiempo de cocción recomendado y utilice un termómetro de carne para comprobar la temperatura interna.

2. No dejar que alcancen la temperatura ambiente - Recalentar las chuletas de cerdo directamente de la nevera puede provocar una cocción desigual y una carne dura. Déjelas a temperatura ambiente unos 20 minutos antes de recalentarlas.

3. Microondas - Calentar las chuletas de cerdo en el microondas puede provocar una cocción desigual y una textura gomosa, así que evita utilizar este método de recalentamiento a menos que no tengas otra opción.

4. No añadir humedad - Las chuletas de cerdo sobrantes pueden secarse al recalentarlas, sobre todo en el horno o a la parrilla. Pincelarlas con un poco de aceite o añadir un poco de adobo puede ayudar a mantenerlas húmedas y sabrosas.

5. No utilizar la temperatura adecuada - Recalentar las chuletas de cerdo a una temperatura demasiado alta o demasiado baja puede afectar a su textura y sabor. Siga la temperatura y el tiempo de cocción recomendados para obtener los mejores resultados.

6. No dejarles descansar - Dejar reposar las chuletas de cerdo durante unos minutos después de recalentarlas puede ayudar a redistribuir los jugos y garantizar que se mantengan tiernas y jugosas.

Recalentar chuletas de cerdo de la manera correcta

Tanto si decide recalentarlas en el horno, a la parrilla, al vapor o al vacío, asegúrese de evitar los errores más comunes al recalentarlas, como calentarlas demasiado, no añadirles humedad y no dejarlas reposar. Como siempre, la mejor forma de recalentar las chuletas de cerdo es la correcta. ¡Feliz recalentamiento!

8 mejores maneras de recalentar chuletas de cerdo y 6 errores comunes que hay que evitar