Ir al contenido

Sustituto del queso ricotta: 15 interesantes alternativas

Sustituto del queso ricotta: 15 excitantes alternativas

Sharing is caring!

¿Está planeando preparar una cena especial para su pareja, con su lasaña favorita en el menú? ¿Pero no hay queso ricotta en la nevera ni en el supermercado más cercano? Estás perdido. O no.

No se preocupe, por supuesto, no está condenado. Existen alternativas. Estoy aquí para ayudarte a encontrar el mejor sustituto del queso ricotta. Y créeme, ¡hay muchas opciones estupendas!

¿Qué sabemos de este sorprendente tipo de queso? "Recocinado", ¡sí! Eso es exactamente lo que significa. Es un queso italiano, o para ser más precisos, es un producto lácteo y está hecho de algo llamado suero.

El suero, o también se le puede llamar cuajada, presenta un subproducto de la fabricación del queso o caseína. Además, este tipo de queso contiene una gran cantidad de proteínas y muy poca grasa, por lo que se considera un queso bajo en grasas.

Es un tipo de queso muy suave, de sabor cremoso y textura espesa, y es una opción excelente tanto para platos dulces como salados. Es una opción ideal para la tarta de queso, y como relleno en la lasaña, o en los cannoli.

Este tipo de queso puede elaborarse con leche de cabra, oveja, búfala de agua, etc. Pero la más común es la leche de vaca.

15 opciones que compiten por ser el mejor sustituto del queso ricotta

A la hora de elegir un sustituto del queso ricotta, es importante elegir sabiamente en términos de textura, sabor y consistencia. Por ello, es importante saber que el queso ricotta tiene una textura húmeda, suave y granulosa; un sabor dulce con un aroma suave y una consistencia lisa.

1. Requesón: La mejor réplica del requesón

Requesón

Cuando se trata de similitudes con casi todas las características del queso ricotta, este queso no tiene igual.

Aunque la textura es mucho más grumosa y menos cremosa, lo que los une es sin duda el gusto y el sabor similar, que es bastante dulce y meloso.

También tengo que mencionar que requesón tiene menos calorías, y esa es la razón por la que será la primera elección de alguien que utilice requesón antes que ricotta.

Cuando no hay queso ricotta para la lasaña, el requesón es el sustituto ideal, y también para algunas recetas saladas como pasta, pizza y cremas para untar.

2. Crema de queso: Placer dulce y cremoso

El ricotta se elabora sólo con leche, mientras que el queso cremoso se obtiene añadiendo nata. Esa misma nata crea la principal diferencia entre estos dos tipos de queso.

Este queso cremoso tiene un sabor lácteo y un gusto dulce. Tiene una textura sedosa, y también es un poco más suave que el queso ricotta. Es la mejor opción para platos de pasta caliente.

Es más ácido que el requesón. Para ello, es posible que tenga que ajustar otros ingredientes para equilibrar el sabor ácido. Si tu receta, por ejemplo, lleva zumo de limón, puedes reducirlo ligeramente.

Además, puede utilizar una cantidad menor de queso crema si es necesario.

La mayor ventaja del queso crema es su versatilidad. Se puede utilizar para untar y en recetas dulces o saladas.

3. Crema agria: Una alternativa un poco más rara

La principal diferencia radica en las texturas de la nata agria y el queso ricotta. Obviamente, son muy diferentes. La consistencia tampoco es similar.

A pesar de ello, la nata agria puede funcionar en algunas recetas como alternativa al queso ricotta, ya que es igualmente dulce y lechosa.

Se utiliza mejor en salsas de verduras y frutas, pero también se recomienda en lasañas, por ejemplo. Por si lo necesita, aquí tiene cómo calentar correctamente la nata agria en el microondas.

4. Yogur griego: Opción sana y nutritiva

El yogur griego es muy popular entre las personas que siguen una dieta sana o a las que les gusta limitar los alimentos excesivamente procesados.

Es un producto lácteo extremadamente rico en proteínas y una serie de nutrientes que pueden ofrecer muchos beneficios para la salud.

También tiene diversos usos culinarios, y uno de ellos, por supuesto, es como sustituto culinario del queso ricotta.

En cuanto al sabor, el yogur griego es muy parecido a la nata agria porque ambos son ácidos. Aunque la crema agria lo es mucho más ya que es súper ácida.

Si piensas hacer lasaña, no utilices yogur griego. Es mejor utilizar requesón si lo tienes. El yogur griego es mucho mejor para salsas dulces y saladas.

El yogur griego también se utiliza con tostadas, ensaladas, fruta, huevos y batidos.

5. Queso de cabra fresco

Queso de cabra fresco

No es ninguna sorpresa que este simpático queso haya conseguido un puesto en la lista, puesto que ya sabemos que el queso ricotta se elabora a veces con leche de cabra.

Pero también hay que saber que existe una gran diferencia entre los dos estados de este mismo queso. Por eso el adjetivo "fresco" no figura por casualidad en el título de este párrafo.

El queso fresco es una opción mucho mejor que el curado porque tiene un sabor más ligero y fresco. Y la ligereza y la frescura son las señas de identidad de la ricotta.

Pero también hay que saber que incluso una versión fresca del queso de cabra tiene un sabor muy fuerte, mucho más que el ricotta. Esto se debe a que el queso de cabra es mucho más ácido que el requesón.

Así que si piensas preparar un plato dulce con queso de cabra, tienes que recordar que es necesario añadir algo más de dulzor.

Pero para evitar complicaciones, es mejor no utilizar queso de cabra para este tipo de platos. El queso de cabra es mucho más adecuado para platos salados como lasaña, pasta o pizza.

6. Mascarpone: Suave cremoso italiano

Queso nacido en la región de Lombardía, en el norte de Italia, en pleno Renacimiento, es indispensable en muchos procedimientos culinarios. Y también como dignísimo sustituto en lugar de la ricotta.

Se trata de un queso cremoso y suave con una textura similar a la del requesón. La principal diferencia entre ambos es su sabor. El mascarpone tiene un sabor mucho más fuerte que la ricotta, con un poco de acidez.

Por lo tanto, es mejor utilizarlo junto con otros condimentos de sabor fuerte, especialmente si se trata de ajo u otros condimentos italianos.

Esto lleva a la conclusión de que el mascarpone es el mejor para utilizar en platos salados. Pero no hay que olvidar que también es un ingrediente esencial en algunos de los dulces más famosos, como el tiramisú, o en la mousse de chocolate con mascarpone y café italiano.

7. Parmesano: Otro clásico italiano

Cuando abres la nevera, uno de los ingredientes más comunes que encontrarás de alguna forma, es sin duda el parmesano. Al menos así es en mi caso 🙂 Pero creo que en el de la mayoría de vosotros también.

Al igual que la mozzarella, tiene su origen en Italia. Este hecho por sí solo nos indica que es de calidad, teniendo en cuenta la tradición culinaria italiana.

El parmesano se elabora con leche de vaca no pasteurizada. Como ya he mencionado, el queso ricotta suele obtenerse de leche de vaca. Y eso es lo que los une en gran medida.

Es un queso duro, con un sabor más fuerte que la ricotta. Pero, lo más relevante es que se funde muy bien, igual que el requesón.

Por eso, es muy adecuado cuando hay que sustituir la ricotta en algún tipo de salsa.

8. Queso Mozzarella: Producto Pasta Filata

Lo primero que es importante mencionar aquí es que el queso ricotta se elabora a partir del suero del queso mozzarella. Sólo con eso ya se ve hasta qué punto están relacionados.

Ambos tienen un sabor suave y dulce.

Lo que los diferencia es su consistencia y textura. El queso mozzarella tiene una textura sólida que no sirve para platos fríos y postres. Además, debe tener cuidado cuando congelación de mozzarella para que no pierda su textura original.

Cuando se trata de platos salados en los que el queso se va a fundir, es una buena apuesta. Buenos ejemplos son los platos al horno, las salsas, las sopas o incluso los aderezos.

9. Queso de mantequilla dulce y cremoso

Este es un poco más raro, en comparación con otros de la lista, y no lo encontrarás tan fácilmente en el supermercado. Pero eso no es motivo para no hablar un poco de ello.

Está cuajado y húmedo como el requesón, pero tiene un sabor ácido y un poco picante.

Su mejor sabor está en los dulces y en la pasta.

6 sustitutos más raros, pero no menos valiosos, del queso ricotta

Voy a repasar una lista de tipos de queso menos conocidos, pero no por ello menos interesantes y excitantes, que pueden ser una buena alternativa al queso ricotta.

1. Queso Fresco

Queso Fresco

Se trata de un tipo de queso mexicano cada vez más conocido en los últimos tiempos, pero que la mayoría de la gente aún no conoce. Su momento está por llegar.

Su textura es desmenuzable, y su sabor suave, y ésa es la combinación perfecta para platos horneados, o como topping, o cobertura de postres.

2. Fromage Blanc

Este es el tipo de queso que sólo utilizará en ocasiones especiales. La razón es su elevado precio. Pero, por supuesto, eso también es un indicador de su incuestionable calidad.

Su textura y sabor son similares a los de la ricotta. Lo mejor es utilizarlo para cocinar.

3. Queso de bote

Es suave y desmenuzable. Puede ser un buen sustituto del requesón, pero con una condición. Al ser más seco que el requesón, necesita más humedad.

La solución está en la nata o el yogur, o en los huevos que pueden utilizarse en recetas cocinadas.

4. Paneer

Es más probable que encuentres ricotta que paneer en tu nevera, eso seguro. Pero no está de más conocer brevemente este raro tipo de queso.

Se conoce como requesón indio, pero es más firme y seco que el requesón ordinario. Tiene una textura desmenuzable y se elabora con leche de vaca o de búfala.

En cuanto a la cocción, no se funde tan fácilmente, por lo que necesita temperaturas más altas para cocinarse.

5. Crema Clabber

La crema Clabber es una crema espesa y ácida que puede utilizarse como cobertura fría o con frutas o verduras.

A la hora de hornear, no es una buena elección, ya que es ideal para platos fríos o postres.

También tiene un sabor muy fuerte.

6. Requeson

Otro queso mexicano. Se elabora con suero de leche, pero a diferencia del requesón, también contiene leche.

Tiene un agradable sabor lácteo y una textura húmeda, y es dulce y cremosa. La principal diferencia radica en la consistencia, ya que la ricotta es más grumosa y seca que el queso mexicano, que es más bien untable.

Se utiliza mejor en salsas, postres, platos horneados o para untar.

No olvidemos a nuestros veganos y vegetarianos

Tofu sedoso

En lo que respecta a la dieta vegana, este tipo de alimentación representa una tendencia en rápido crecimiento en la actualidad. Por lo tanto, sería imprudente no mencionar algunas opciones para las personas que buscan sustitutos veganos del requesón y alternativas sin lácteos. Por ello, he enumerado algunas opciones a continuación:

1. Tofu sedoso

2. Crema de coco

3. Yogur de soja

4. Anacardo

Y las reflexiones finales

Lo que definitivamente puedo decir, en lo que se refiere al mejor sustituto del queso ricotta, es que no importa cuántas veces no lo tengas a mano, dada esta cantidad de alternativas, siempre podrás reemplazarlo de una manera decente.

La mejor alternativa al requesón es la que más se ajusta a todos los factores necesarios y a lo que realmente desea obtener de su plato perfecto.

Pero ninguna de estas opciones puede ser definitivamente mala, y desde luego no te equivocarás con ninguna de ellas.